Albóndigas picantes sin gluten

albondigas-picantes

Para preparar las albóndigas juntamos miga de pan con algo de leche, añadimos el huevo batido y mezclamos con el perejil y ajos picados. Un poco de sal y pimienta en la carne y mezclamos.

Lograremos que las albóndigas queden redondeadas a la hora de freír si las metemos en la nevera unos 10 minutos antes de cocinarlas. Así se mantendrán redonda y no perderán su forma original, ahorraremos tiempo y esfuerzo.

Pasamos las bolas por harina y estarán listas para freír hasta conseguir que estén bien doradas.

Para la salsa picamos una cebolla y doramos en aceite limpio, agregamos el laurel, cuando esté dorada la cebolla, agregamos el sofrito de tomate, el vino blanco, dejamos reducir y añadimos tabasco al gusto.

Seguidamente añadimos las 2 cucharadas de harina, con un batidor de varillas, mezclamos bien durante unos minutos, hasta conseguir una salsa homogénea, agregamos el caldo y las albóndigas a la salsa.

Damos una cocción breve de unos 10-15 minutos aproximadamente y estarán listas para servir.

Esta receta es ideal para los niños pequeños que no pueden tomar glúten, asegúrate entonces de no añadir tabasco, así evitas que sean picantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *